Abr 05
en Energía

Aprobado el nuevo decreto que facilita el despegue del autoconsumo eléctrico

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica, el Real Decreto que regula las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo en España. 

El nuevo real decreto entre otras cosas habilita la figura del autoconsumo colectivo, para fomentarlo en comunidades de propietarios o polígonos industriales; reduciendo los trámites administrativos, especialmente en el caso de los pequeños autoconsumidores; y, lo que es más importante, establece un mecanismo simplificado que permite la compensación de la energía autoproducida y no consumida.

Al respecto de este decreto, Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica, ha afirmado que, en este nuevo marco normativo, "al hogar se le va a hacer más fácil el autoconsumo y también la interactuación con la red". “La energía ya no se concibe como un tema a decidir al margen de la sociedad. Es algo que hemos pretendido reflejar en el Plan Nacional de Energía y Clima sobre el que hemos recibido más de 200 alegaciones en el plazo de consulta pública. Es un plan en el que queremos reflejar le papel central de los ciudadanos y la urgencia del cambio climático”, ha añadido.

El despegue del autoconsumo favorecerá la electrificación de la economía, permitiendo a España cumplir con sus obligaciones en materia de lucha contra el cambio climático; "ofrecerá una alternativa a los ciudadanos, que puede ser más ventajosa económicamente que el consumo de energía tradicional"; y permitirá la entrada de nuevos actores, y de la propia ciudadanía, en el sistema eléctrico.

El nuevo marco normativo, habilita la figura del autoconsumo colectivo para fomentarlo en comunidades de propietarios o polígonos industriales, y reduce los trámites administrativos, especialmente en el caso de los pequeños autoconsumidores. Como novedad principal, se reducen únicamente a dos las modalidades de autoconsumo: "autoconsumo sin excedentes" que en ningún momento puede realizar vertidos de energía a la red y "autoconsumo con excedentes" en el que sí se puede realizar vertidos a las redes de distribución y transporte.

Dentro de esta última (con excedentes), se realiza una división en dos subgrupos: el Tipo A, que puede acogerse a la compensación de excedentes (para poder acogerse a este tipo, la fuente de energía primaria debe ser de origen renovable y la potencia total de las instalaciones de producción asociadas no debe superar los 100 kW), y el Tipo B, que contendrá todos los casos de autoconsumo con excedentes que no cumplan los requisitos para clasificarse en alguna de las modalidades anteriores.

Se ha creado una nueva definición de autoconsumo, recogiendo que se entenderá como tal el consumo de energía eléctrica por parte de uno o varios consumidores y asociadas a las mismas de energía eléctrica proveniente de instalaciones de generación próximas a las de consumo. También se ha creado un registro de instalaciones simplificado, que pretende simplificar los trámites administrativos y técnicos necesarios para su implantación, a través de procesos flexibles de los requisitos de medida y eliminando ciertos procesos que entorpezcan su adopción.

Finalmente existiran menos trabas administrativas, ya que se exime a las instalaciones de autoconsumo "sin excedentes", para las que el consumidor asociado ya disponga de permiso de acceso y conexión para consumo, de la necesidad de la obtención de los permisos de acceso y conexión de las instalaciones de generación.

Más información sobre el decreto: Otras novedades del real decreto de autoconsumo

Alternativas de autoconsumo existentes

Actualmente el consumidor, tanto particular como empresa, tiene en España diferentes posibilidades tecnológicas para el autoconsumo siendo 3 las principales posibilidades aunque cada una de ellas es ideal en determinadas circunstancias y si lo que se desea es una independencia total (no utilizar para nada una conexión a la red eléctrica general) es posible que necesite la combinación de varias.

energia solar

Energía solar fotovoltaica.

La energía solar fotovoltaica es una fuente de energía que produce electricidad de origen renovable, obtenida directamente a partir de la radiación solar mediante un dispositivo semiconductor denominado célula fotovoltaica, o bien mediante una deposición de metales sobre un sustrato denominada célula solar de película fina.

La energía solar fotovoltaica se usa tanto para producir electricidad en viviendas o naves que ya cuentan con suministro de la red eléctrica, como para abastecer casas de campo o viviendas aisladas de la red eléctrica de las más variadas características. Debido a la creciente demanda de energías renovables, la fabricación de células solares e instalaciones fotovoltaicas ha avanzado considerablemente en los últimos años.

Una instalación de autoconsumo normalmente consta de los siguientes elementos:

  1. Un número determinado de células fotovoltaicas que se suelen ubicar en el tejado del edificio.
  2. Un inversor, que es el dispositivo encargado de transformar la electricidad generada en los paneles en corriente alterna, adecuándola a la magnitud y frecuencia requeridas por la instalación consumidora.
  3. Un contador de energía que se suele instalar con el objeto de controlar todos los flujos de energía en la instalación. De esta forma, podrás tener tu energía monitorizada 24h al día, pudiendo ver cuánta energía estás generando, consumiendo, o tomando de la red, siempre que sea necesario.
  4. Una batería, que te permitirá almacenar los excedentes de energía generados en horas de sol para consumirlos en horas en las que haya mayor demanda de electricidad. Esto permitirá optimizar al máximo tu instalación de autoconsumo. En cualquier caso, la red eléctrica siempre estará disponible por si es necesario recurrir a ella.

Este tipo de instalaciones puede llegar a ahorrar hasta un 80% del consumo eléctrico de una vivienda. El mayor hándicap que tiene es que no existe generación durante las horas nocturnas, por esa razón es común que se combine con energía minieólica en caso de viviendas que no deseen tener una conexión a la red eléctrica.

Energía eólica o minieólica.

energia eólica o minieólica

La energía eólica o minieólica puede ser una buena solución para reducir tus consumos en energía eléctrica. Con ella, puedes autoproducirte electricidad o realizar autoconsumo y ahorrar en tu factura de la luz de forma considerable. Ahora bien, hay varias cosas que necesitas plantearte antes de realizar una instalación con minieólica.

La primera y más importante es sidispones de recurso eólico suficiente. Para tener una primera idea de la magnitud del viento medio que hay en una localidad concreta puedes consultar el atlas eólico de España.

La segunda sería qué tipo de aerogenerador me conviene. Básicamente, existen dos tipos de aerogeneradores diferentes: los de eje vertical y los de eje horizontal. Vamos a ver sus características principales y qué ventajas e inconvenientes presenta cada uno de ellos.

Los aerogeneradores de eje horizontal son los más frecuentes. Son los más eficientes y económicos aunque no toleran bien los vientos racheados, débiles o con cambios frecuentes de dirección. Necesitan una veleta para orientarse de cara al viento.

Los aerogeneradores de eje vertical tienen la gran ventaja de adaptarse a cualquier dirección del viento. Generan pocas vibraciones y son los más silenciosos. Por contra, ofrecen un peor rendimiento y son más caros.

Finalmente tocaría comprobar que necesidades tenemos en cuanto al tipo de mástil o soporte que debe tener el aerogenerador y su correcta ubicación ya que no pueden existir obstáculos cerca porque reducirian su rendimiento. También necesitarás saber cual es la potencia óptima del aerogenerador y la batería. Para todo esto es recomendable hablar con una empresa especializada para que nos realice el pertinente estudio.

Los mayores problemas de la energía eólica es que, actualmente el coste por kWh es mayor que el de una instalación fotovoltaica, y además su capacidad de generación normalmente es menor. Eso si, los sistemas híbridos de energía solar fotovoltaica y minieólica son más eficientes en las zonas donde hay viento, puesto que la minieólica cubre las necesidades energéticas cuando la fotovoltaica no produce, en horas sin sol o en días nublados. Combinar minieólica y fotovoltaica supone una serie de ventajas como son la producción más estable a lo largo del día (día/noche) o incluso estaciones (verano/invierno), cubriendo esas carencias o épocas de baja producción de la energía solar. Además, conlleva una serie de ventajas o beneficios para este tipo de instalaciones como reducir el número de ciclos de carga/descarga de las baterías, o realizar cargas de ecualización, alargando la vida útil de las baterías.

energia termodinamica

Energía termodinámica

La energía termodinámica se utiliza principalmente para sustituir al gas natural. Es particularmente interesante en sistemas que necesitan gran producción de calor (calefacción) y agua caliente como residencias, hoteles, gimnasios etc.

La principal ventaja de una instalación de un panel solar termodinámico es que puedes producir calor en casi cualquier condición, mientras la temperatura exterior no sea más baja que la temperatura del gas refrigerante, estaremos produciendo calor haga aire, lluvia o sea de noche, lo cual elimina nuestra dependencia del sol. Una instalación solar termodinámica bien proyectada tiene un ahorro estimado de un 75% en el consumo eléctrico.

La única desventaja que suponen los paneles termodinámicos que tienen este tipo de instalación es la siguiente, al tener un consumo constante de energía eléctrica por parte de la bomba de calor, si el consumo es de 1KW y estamos produciendo 4KW de energía térmica todo correcto, pero si en cambio el consumo de la bomba es de 1KW y por las circunstancias meteorológicas no llegamos a 1KW o nos quedamos en 2KW, sería ineficiente.

Por lo tanto una instalación solar termodinámica tiene que estar muy bien estudiada, desde los paneles termodinámicos necesarios para la captación de energía como la estimación meteorológica de la zona para poder tener una producción óptima a las necesidades del usuario.

La energía solar termodinámica tiene una excelenter resultado en combinación con los paneles fotovoltaicos ya que por ejemplo en un autoconsumo estarías sustituyendo el gasto de luz del compresor por energía solar.

Una instalación de energía solar termodinámica está compuesta por varios paneles termodinámicos que tratan de absorber la mayor cantidad de calor del ambiente en el que está rodeado a través de un gas refrigerante a una temperatura muy baja (entorno a unos -10ºC) que circula por el.

La bomba de calor cuenta con un compresor que mueve el gas refrigerante del panel termodinámico hasta un sistema de expansión, la bomba de calor es el único elemento que consume energía eléctrica, el consumo se trata de suplir con la producción de energía del sistema termodinámico pero tal y como hemos comentado, en caso de que el consumo sea mayor que la producción, puede obtenerse energia auxiliar de un circuito de paneles fotovoltaicos convencionales y una batería.

El acumulador es el tercer elemento de nuestra instalación solar termodinámica, en su interior hay un serpentín por donde pasa el gas refrigerante a una temperatura elevada produciéndose un intercambio de calor y calentando el agua para su posterior uso.

Búsqueda

Artículos Populares

  • Aprobado el nuevo decreto que facilita el despegue del autoconsumo eléctrico
  • Normativa europea de iluminación
  • Traslado a las nuevas oficinas de Lednor

Style Selector

Layout Style

Predefined Colors

Background Image